¿Cómo promover el funcionamiento del sistema linfático?

¿Cómo promover el funcionamiento del sistema linfático?

Un sistema linfático que no marcha correctamente puede llegar a estimular la aparición de hinchazón en partes como los pies y tobillos, celulitis, exceso de peso, dolores de cabeza, artritis y bursitis. Algunas enfermedades pueden ser causadas por la necesidad de mantener una posición estática durante un largo tiempo, de pie o sentado.

Todo esto nos lleva a pensar ¿Cómo promover el buen funcionamiento del sistema linfático? A continuación te daremos algunas recomendaciones que pueden ayudarte.

Una de ellas es realizar una respiración profunda, debido a que en nuestro organismo la linfa transita en una cantidad tres veces mayor a la de la sangre, cuando la sangre es bombeada desde el corazón, no tenemos un órgano que sea soporte en el paso de la linfa a través de los capilares y vasos linfáticos.

Es por esto que la respiración profunda desempeña una acción directa para el bombeo de la linfa, ayudando entonces a trasladar las toxinas a la sangre y luego al hígado. Es decir, que la respiración profunda beneficia la acción de deshacerse de las toxinas.

El realizar ejercicio o alguna actividad física, asegura que el sistema linfático funcione correctamente. Uno de los ejercicios más recomendados es el estiramiento y la actividad aeróbica.

Te invitamos a participar en el curso de Drenaje Linfático Manual realizado por la Escuela Europea Parasanitaria.

La fruta fresca con el estómago vacío, ya que las enzimas y ácidos que están en las frutas, tienden a ser consideradas fuertes limpiadores de la linfa. Con el fin de mejorar la digestión se invita a comer la fruta con el estómago vacío. La mayoría de las frutas se asimilan en 30 minutos por eso suele ser una rápida y eficiente ayuda para mejorar inmediatamente nuestro sistema.

Por último, el drenaje linfático consiste en un tipo particular de masaje que busca mejorar el flujo de la linfa en el organismo y nos permite entonces deshacerno de las toxinas. Este  tipo de masaje debe tener preparación para hacerse de manera delicada, ya que una presión excesiva no permite estimular el sistema linfático, a diferencia de lo que sucede en el caso de los masajes musculares.

GM

No hay comentarios

Call Now Button
error: Contenido protegido con licencia Safe Creative y sujeto a ley de propiedad intelectual. Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril