Curso de Osteopatía Visceral en Vigo, Pontevedra, Coruña, Santiago. Cursos de osteopatía visceral acorde a los parámetros del Plan OMS y la norma UNE-CEN16686:2015

La Osteopatía Visceral es una rama de la Osteopatía que tiene como objetivo mejorar el funcionamiento de órganos y vísceras, tratando de establecer una buena relación entre ellos, entre el sistema estructural y el sistema nervioso.

Todos nuestros órganos y vísceras están íntimamente relacionados con la columna vertebral, ya que de aquí salen los nervios que permiten el funcionamiento de nuestro sistema visceral. Por tanto, tiene que haber una buena relación entre la parte estructural y la visceral, con una disfunción cuando se altera esta armonía.

Cuando hablamos de disfunciones viscerales, podemos hablar de cambios en la movilidad. La movilidad es el movimiento que adoptan las vísceras en relación con las demás, en función de las posturas corporales y del músculo principal de la respiración, el diafragma, durante el ciclo respiratorio.

También debemos hablar de motilidad tres -movimiento dimensional que presenta la víscera sobre sí misma. Asimismo se contempla la disminución de la vascularización, ptosis como un cambio de posición de las vísceras por debilitamiento de los ligamentos, por ejemplo: adherencias por inflamación o cirugía, posturas incorrectas o alteraciones estructurales de la columna (principalmente escoliosis), entre otros...

Hablando de Osteopatía Visceral, también tenemos que mencionar la fascia, que es muy importante, pero a menudo se pasa por alto. La fascia es un tejido conectivo que rodea las vísceras y los músculos y permite el deslizamiento entre ellos, “fija” nuestras vísceras a los huesos y es lo que mantiene unido todo nuestro cuerpo.

Como la fascia se inserta en los huesos, involucrando las vísceras y los músculos, cualquier cambio en una de estas partes puede provocar una alteración en las otras. Por tanto, podemos decir que el cuerpo humano es un todo, indivisible y la alteración de un órgano puede repercutir en forma de dolor local oa distancia.

En consecuencia, un trastorno estomacal puede provocar dolor en el hombro izquierdo o una disfunción hepática puede provocar dolor en el hombro derecho. Porque la fascia que rodea el estómago y el hígado es la misma fascia que atraviesa el hombro izquierdo y el hombro derecho, respectivamente.

En un tratamiento de osteopatía visceral lo ideal es conciliar un tratamiento global para que todas las estructuras puedan recuperar su equilibrio, utilizando técnicas de osteopatía visceral, estructural y craneal.

 

Algunas indicaciones de la Osteopatía Visceral:

Acidez

Obstrucción intestinal (estreñimiento)

hernia de hiato

ptosis visceral

Cambio en el ciclo menstrual/Dolor menstrual

 

“El funcionamiento del hombre es uno e indivisible. Cualquiera que sea la alteración de un órgano, repercutirá en todo el organismo” – Dr. Still (“Padre” de la Osteopatía)

 

Técnicas de osteopatía visceral en trastornos intestinales

El papel de la osteopatía en el tratamiento de los problemas digestivos respeta toda la complejidad del Sistema Nervioso Autónomo (SNA), ya que controla y mantiene el equilibrio de todas las vísceras.

Cualquier desequilibrio en este Sistema puede desencadenar cambios en la funcionalidad de este órgano, y provocar síntomas, tales como:

Dolor abdominal
exceso de gases
Menos absorción de nutrientes

Diarrea
estreñimiento
Otros signos y síntomas

Diagnóstico y causas
Evaluación

El profesional, en primer lugar, debe realizar una anamnesis, analizar el estado clínico del paciente, conocer su historia previa y basarse en toda la información, abarcando también el ámbito emocional.

Mediante movilización y palpación de columna, pelvis, vísceras y cráneo, el terapeuta tendrá confirmación del problema y, de inmediato, podrá iniciar el tratamiento, siempre empleando sutiles manipulaciones y observación al momento de la técnica.

Posibles Causas

Las causas del estreñimiento incluyen una dieta inadecuada, baja ingesta de fibra, inactividad física, medicamentos, cambios endocrinos y metabólicos, enfermedades del colon como el síndrome del intestino irritable, enfermedades neurológicas, problemas psicosomáticos, mala postura, etc.

La intervención temprana de esta patología aumenta la posibilidad de una rápida mejoría de esta condición, brindando una mejor calidad de vida al paciente.

Técnicas empleadas en osteopatía visceral

El tratamiento, a través de la Osteopatía Visceral, actúa sobre las propias vísceras, que además tiene conexiones con todo el organismo.

La liberación de fascias, diafragmas, ligamentos y/o esfínteres en el intestino, mediante maniobras osteopáticas viscerales, favorece su movilidad y motilidad, mejorando el peristaltismo y el tono del músculo liso, devolviéndole su plena funcionalidad.

7

OTROS PRODUCTOS