Sale!
 

Curso de Hidroterapia para profesionales de la salud I

115.00

Matrícula GRATIS

Accede ya con descuento especial para suscriptores

Associated Courses
¿Quieres un descuento mínimo del 35%? Hazte suscriptor ya
 

Descripción

Curso de hidroterapia para profesionales de la salud I

Ya en la prehistoria mucho antes de lo que se cree se empleaba una hidroterapia mucho más avanzada de lo que creemos, posteriormente en el antiguo Imperio Romano, la primacia fue dada a los baños públicos, muchos de ellos tornandose en una vertiente de ocio y de convivencia social, pero sin olvidar la aplicación terapéutica de las aguas termales (con propiedades minero-medicinales MM), unas aguas termales que fueron exploradas y explotadas en toda Europa al igula que en el vasto territorio que los romanos dominaban, estas aguas termales empleadas en hidroterapia fueron clasificadas en categorías como ferruginosas, sulfurosas…

La civilización islámica también dio gran importancia al agua y la hidroterapia, teniendo usos como una forma de purificación, si bien esta iba de la mano de las aplicaciones de la hidroterapia para la salud, también antes de las ceremonias religiosas, dando gran relieve a la higiene corporal, desenvolviendo sistemas de abastecimiento público de agua y promoviendo los tratamientos termales en las formas de la medicina griega y romana clásicas.

En el viraje del siglo VIII para el siglo IX, mientras París y Londres poco más eran del que aldeas, Bagdad era una ciudad floreciente, con cerca de 1 millón de habitantes, con una red pública de médicos y con sistemas de abastecimiento de agua y de saneamiento básico.

En Europa, la Edad Media fue una época de retroceso en términos de asistencia médica, de higiene y de saneamiento (y por arrastamento también en el que se refiere al termalismo), teniendo esta situación comenzado a alterarse a partir de los siglos XV y XVI, con el advento del Renascimento (fecha de 1498 el primer tratado científico sobre termalismo y balneoterapia).

Así se fue desenvolviendo la hidroterapia, la crenoterapia, la climatoterapia, la talasoterapia, las termas, caldas y caldelas, los hospitales y hoteles termales, los sanatórios marítimos y de montaña, los establecimiento balnearios y los spa (acrónimo de salute per aqua).

Dando seguimiento al abordaje romano del termalismo, esta evolución fue incorporando cada vez más la faceta de ocio, aprovechándose del hecho de que la gran mayoría de los establecimientos termales se localizaban en zonas agradables y relajantes. Estos factores favorecen una organización saludable del día a día, haciendo que los termalistas aprovechen la estancia para hacer una alimentación más equilibrada, para hacer más ejercicio físico (cuando posible y permitido por la enfermedad y por el plan terapéutico), para estar más tiempo al aire libre y expuestos a la luz solar (lo que sincroniza los ritmos biológicos y regula el sueño y la producción de hormonas), para incentivar la convivencia social y para combatir uno de los mayores problemas de las sociedades contemporáneas: el estrés!

Información adicional

Acreditación

, , , ,

Duración en horas

Material

Libro/s digitales, Test online

Prácticas Voluntarias

Titulación

Titulación conjunta

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Curso de Hidroterapia para profesionales de la salud I”