¿En qué consiste el drenaje linfático manual?

¿En qué consiste el drenaje linfático manual?

El drenaje linfático es el proceso que se produce cuando los fluidos intersticiales de los capilares linfáticos se absorben y devuelven al sistema circulatorio.

El drenaje linfático manual por su parte es una práctica que se realiza con las manos y consiste en emplear movimientos muy suaves, lentos y repetitivos que benefician a la circulación de la linfa, ayudando así a mejorar los cuadros edematosos, inflamaciones y retenciones de líquidos orgánicos.

El sistema linfático tiene una constante colaboración con el sistema inmunológico, por lo que los beneficios que se adquieren con el drenaje linfático manual permiten mejorar de manera universal el estado de salud y cumple de un rol muy útil en el sistema nervioso, es así como también puede llegar a  tratar concretamente distintas afecciones. Como resultado tenemos que el drenaje linfático manual es otra manera de fortalecer el sistema inmunológico.

El drenaje linfático manual ha sido muy practicado en la medicina alternativa, haciendo su práctica cada vez más frecuente también en hospitales, principalmente en el área de oncología para el tratamiento de linfedemas, edemas traumáticos o complicaciones linfáticas que suele aparecer luego de una cirugía.

Los beneficios del drenaje linfático manual, suele ser muy amplios empezando por que regula el equilibrio hídrico del organismo, además de mejorar el funcionamiento del sistema linfático en general, mejora la circulación de retorno, depura el organismo, tiene un efecto muy sedante en el sistema nervioso, baja la presión sanguínea, estimula la función renal, y permite la estimulación del sistema inmunológico.

Por esto hoy queremos invitarte a conocer más sobre nuestro sistema linfático y formar parte del curso de Drenaje Linfático Manual realizado por la Escuela Europea Parasanitaria.

Una sesión positiva de drenaje linfático manual debe durar como mínimo una hora. Es recomendable que el terapeuta sitúe a los pacientes en una sala con un ambiente armónico y propicio para la relajación. Los movimientos del drenaje linfático manual son extremadamente lentos y repetitivos, siguiendo siempre la dirección de los conductos linfáticos.

Debido a que el drenaje linfático manual no es una terapia oficial. En verdad, el éxito del drenaje linfático manual comprende en mucho de la destreza profesional, de su intuición y de la precisión con la que realiza la presión y el ritmo.

GM

No hay comentarios

Call Now Button
error: Contenido protegido con licencia Safe Creative y sujeto a ley de propiedad intelectual. Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril