Lo que une a los humanos, las ratas y a las moscas: el reloj biológico.

Lo que une a los humanos, las ratas y a las moscas: el reloj biológico.

Lo que une a los humanos, las ratas y a las moscas: el reloj biológico.

Cambios drásticos en el ritmo de vida de los seres vivos produce grandes consecuencias. La presencia de un reloj biológico se puede considerar uno de los descubrimientos más importantes del siglo XX y XXI. Se ha demostrado que todas las células poseen un reloj biológico, que se encuentran regidos por uno central ubicado en el cerebro. El efecto de este reloj fue descubierto gracias a los experimentos realizados en humanos, ratas y moscas.

En el caso de los humanos

Se consideraba que la luz solar ajustaba automáticamente el reloj biológico; sin embargo se ha demostrado con estudios realizados en los años 60, que a pesar de la ausencia de luz o de oscuridad, el ritmo circadiano se mantenía funcionando en un periodo de 24 horas debido a la actividad del núcleo supraquismático que estimula la secreción de la melatonina.

Durante estos procesos de descubrimientos, las ratas también fueron objeto de estudio; en este caso se aisló el gen CLOCK, que en forma mutada producía ratones sin un reloj biológico definido.

Los estudios no se quedaron allí, los experimentos con las moscas de vinagre comenzaron. Tras utilizar un agente mutágeno y someterlos a cambios de horario simulados se notó un cambio en el ritmo circadiano de 3 moscas. Una profundización de este experimento años más tarde demostró alteraciones en el gen Period o per que había sido aislado con anterioridad. Tras encontrar esta anomalía se siguieron los estudios, dando con un nuevo gen llamado Timeless o tim. Los experimentos demostraban que cambios de horario generaban la disminución de la proteína TIM.

Con el paso del tiempo, se buscó aislar un tipo del gen Clock en la mosca; los experimentos con las combinaciones de genes tim, pero y clock e mamíferos y moscas, demostraron que la proteína CLOCK tenía por objetivos los genes tim y per en la mosca. Fue con la combinación de 4 proteínas con sus genes lo que llevaron a descubrir el núcleo del reloj biológico en las moscas, y que con algunas modificaciones significaron el descubrimiento de los mecanismos responsables de los relojes de los animales.

GM

No hay comentarios

Call Now Button
error: Contenido protegido con licencia Safe Creative y sujeto a ley de propiedad intelectual. Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril