Activación de los vasos sanguíneos con masaje circulatorio

La activación de los vasos sanguíneos con masaje circulatorio, es una técnica del masaje circulatorio consiste en activar los vasos sanguíneos y linfáticos favoreciendo el intercambio celular, mejorando el funcionamiento del musculo cardíaco, haciendo una mejor distribución de la sangre para todos los órganos y la piel.

Activación de los vasos sanguíneos con masaje circulatorio

Activación de los vasos sanguíneos con masaje circulatorio

El masaje moviliza los líquidos retenidos para que sean filtrados y drenados, mejorando el sistema linfático y purificando el organismo de una manera sana y beneficiosa.

¿Cómo ocurre la Activación de los vasos sanguíneos con masaje circulatorio?

Con este masaje los tejidos se transformarán y a través del incremento de la temperatura corporal se previenen lesiones circulatorias. El masaje circulatorio mejora el sistema inmune, baja la presión arterial, elimina la retención de líquidos, aumenta la circulación de la sangre; actuando directamente en venas y capilares, arterias, vasos colectores y ganglios linfáticos.

Activación de los vasos sanguíneos con masaje circulatorio

Activación de los vasos sanguíneos con masaje circulatorio

Este tipo de masaje se debe realizar en el mismo sentido o dirección de la sangre por las venas, que va desde las extremidades hasta el corazón, de esta forma la sangre circula de forma fluida; y el aumento del calor permite el tránsito de oxígeno y de nutrientes en la sangre aumente considerablemente.

Normalmente los masajes no tienen contraindicaciones, pero este tipo de masaje debe evitarse en personas que sufran o tengan: ganglios inflamados, problemas de la piel, flebitis, varices (muy pronunciadas), trombosis, etc; para evitar así un daño mayor.

Indicaciones del masaje circulatorio

Este tipo de masajes está indicado a todas las personas, sobre todo para aquellas que sufren de trastornos circulatorios, retención de líquidos, celulitis, edemas, obesidad, enfermedades reumatológicas, fatiga, cansancio, lesiones musculares, dolores de cabeza, cuadros de estrés, entre otros.

La técnica del masaje circulatorio consiste en movilizar los líquidos corporales, que actúa de forma directa en los vasos sanguíneos y linfáticos; favoreciendo el funcionamiento del músculo cardíaco e intensificando la distribución de la sangre desde los órganos internos hacia los músculos y la piel.

De esta manera, habrá un aumento de la temperatura corporal transformando los tejidos previniendo lesiones circulatorias.Activación de los vasos sanguíneos con masaje circulatorio

Este masaje es recomendado si sufres de piernas y pies hinchados, logrando aligerar la presión, aliviar el dolor y favorecer la circulación.

Esther R.


Cursos de naturopatia – Cursos de masajes – Cursos de homeopatia

Accede a nuestro campus virtual para alumnos presenciales y online: Cientos de cursos y talleres semipresenciales y online con apoyo especial a los alumnos presenciales con secciones especiales: Campus Coruña, Campus Pontevedra, Campus Santiago de Compostela, Campus Vigo