La naturaleza es la clave de la salud. El estudio, uso y aplicación de los elementos naturales para mantener y recuperar el bienestar es la base de la naturopatía.

Ésta antigua práctica, que posee similitudes con la medicina china tradicional y que tuvo su nacimiento en los Estados Unidos en 1902, asegura que la atención ante cualquier tipo de padecimiento se encuentra errada, no se trata de la enfermedad, se trata del organismo; no se trata del daño, se trata del ambiente, se busca atacar el problema desde la raíz.

La naturopatía acentúa la necesidad de repotenciar la capacidad de sanarse y regenerase a sí mismo, capacidad que proviene del equilibrio existente en éste, y que proviene esencialmente de la manera en que vivimos.

De este punto, se consideran a las enfermedades como la manifestación de la lucha de adaptación del organismo ante los venenos que existen en nosotros, el cuerpo lucha por sobrevivir en el tóxico ambiente al que le obligamos.

Esta práctica busca atacar el origen y no los síntomas, busca eliminar los aspectos nocivos y perjudiciales que conllevan al desequilibrio del cuerpo, como la mala alimentación, el estrés, la falta de ejercicio, la contaminación ambiental, entre otros.

Esta alternativa práctica va más allá, es una filosofía de vida donde el ser humano se hace responsable de su salud, de su ambiente y de su vida. Esto se logra mediante el mantenimiento de una vida balanceada, libre de toxinas y el recurrir a prácticas como la acupuntura, la hidroterapia, la osteopatía e incluso el ayuno y el uso de infusiones como las flores de Bach.

¿Qué mejor arma para curar el cuerpo, que nuestro propio cuerpo?

La Naturopatía huye de las drogas y químicos que pueden generar secuelas o nuevas enfermedades, esta se basa en la aplicación de métodos naturales, alternativos y no invasivos, que atacan el origen de la enfermedad, dándole las herramientas al organismo de cuidarse y curarse.

La Naturopatía es una práctica extensa con diferentes áreas de estudio que van desde la alimentaria hasta la sensorial y la psicofísica, cada una de ellas se especializa y busca alcanzar la armonía entre los interconectados planos que forman al ser humano y que lo revitalizan. No es la enfermedad, somos nosotros.