Dorothy Crowfoot Hodgkin: pionera en la técnica de estructuras de sustancias mediante rayos X

Dorothy Crowfoot Hodgkin: pionera en la técnica de estructuras de sustancias mediante rayos X

Esta británica fue pionera en la técnica de determinación de estructuras de sustancias de interés bioquímico mediante el uso de rayos X.

Para el año de 1930, la difracción de rayos X, todavía no estaba desarrollada, lo que llevó a Dorothy Crowfoot Hodgking a mejorar la técnica cristalográfica, donde además consiguió determinar la estructura tridimensional de diferentes biomoléculas como el colesterol, la penicilina, la vitamina B12, el suprasterol, la insulina, la lactoglobulina, ferritina y el virus del mosaico de tabaco.

La estructura tridimensional de cada molécula fue concluyente en diferentes años, que abarca desde 1937 a 1969. Posteriormente, Hodgking en compañía de colaboradores, se encaminaron al calciferol o vitamina D2, así como al antibiótico gramicidina.

La técnica consiste en que un haz de rayos X pase a través de un compuesto cristalizado y se disperse de tal manera que el resultado pueda registrarse sobre una placa fotográfica, generando de esta forma un conjunto de puntos luminosos. Entonces, se analiza el brillo, el tamaño y disposición de los puntos, por medio de cálculos matemáticos, deduciendo la posición tridimensional de uno de los átomos de cristal analizado.

En este caso, las dificultades para su uso, radican en que las moléculas de mayor importancia biológica y médica con muy complejas, estas contienen cientos de átomos y el investigador debe averiguar la precisa ubicación de cada uno de ellos.

La realidad es que el desarrollo de la cristalografía de rayos X se vio impulsado porque los biólogos empezaban a sospechar que la estructura o arquitectura de las moléculas tenía mucho que ver con su comportamiento y sus funciones.

Este fue uno de los enfoques más acertados para explicar la estructura molecular de las sustancias biológicas de interés para la salud humana.

Hodgking después de terminar su doctorado en 1934, regreso a la Universidad de Oxford, donde realizó su trabajo más intenso que fue descifrar la estructura de la insulina, lo que le llevó 34 años.

Esther R.

 

No hay comentarios

¡Deja tu comentario y podrás ganar un curso gratis!

error: Contenido protegido con licencia Safe Creative y sujeto a ley de propiedad intelectual. Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril