Un robot que da masaje a 6 manos. 4 Robóticas y 2 humanas

Un robot que da masaje a 6 manos. 4 Robóticas y 2 humanas

Llegas a un SPA y allí están esperándote para un masaje a 6 manos. La cosa prometa hasta que compruebas que 4 de ellas son manos robóticas y 2 humanas.

El toque humano tiene un efecto beneficioso sobre nuestro cuerpo que resulta único. Es obvio que una máquina no puede reemplazar, en ningún caso al tacto humano.  No obstante, el de masajista es un oficio cansado, el masajista depende mucho de su esfuerzo físico, y una ayuda según los fabricantes de KIRA, nunca está de más.

Para el trabajo de masajista más pesado, según los fabricantes del robot KIRA se puede tener a tu disposición unos brazos robóticos, los cuales según vemos en el vídeo a priori puede servir de gran ayuda.

Para esto ha nacido Kira, un robot para dar masajes a 6 manos, conjuntamente con un masajista. La tecnología robótica aúna fuerzas con el masajista para terminar para siempre con los dolores musculares según prometen unos animados fabricantes...

La robótica es una gran ayuda para la salud y sin duda es el futuro, es la rama de la ingeniería mecánica, de la ingeniería eléctrica, de la ingeniería electrónica, de la ingeniería biomédica, y de las ciencias de la computación, que se ocupa del diseño, construcción, operación, estructura, manufactura, y aplicación de los robots. En este caso KIRA ha sido diseñado para ayudar al masajista en su tarea, no obstante otra cosa ya sería que resulte agradable o no recibir un masaje de este aparato, el ruido...

El término robot se popularizó con el éxito de la obra R.U.R. (Robots Universales Rossum), escrita por Karel Čapek en 1920. En la traducción al inglés de dicha obra la palabra checa robota, que significa trabajos forzados o trabajador, fue traducida al inglés como robot.

No hay comentarios

¡Deja tu comentario y podrás ganar un curso gratis!

Call Now Button
error: Contenido protegido con licencia Safe Creative y sujeto a ley de propiedad intelectual. Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril